AIFA, megaobra insignia de la corrupción de la 4T


Este 21 de marzo fue inaugurado el Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA), megaobra insignia de la imposición de caprichos personales, ejemplo de corrupción de la 4T y puesta en operación de proyectos inconclusos.

Lejos de cumplir su objetivo de dotar al País de infraestructura moderna, de un hub internacional de comunicación y fácil accesibilidad, el AIFA es todo lo contrario. Es una obra faraónica, que apenas llega a Aeropuerto regional, hecha al gusto de un reducido público, ese que fanáticamente sigue a Andrés Manuel López Obrador bajo la falsa ideología del nacionalismo mexicano.

La inauguración sirvió sólo para que el Presidente Andrés Manuel López Obrador se tomara la foto y se promoviera, violando el periodo de veda ante la también aberrante próxima Consulta Popular.

Con descaro el Ejecutivo Federal hizo gala de poderío, mostrado -primero- al cancelar el Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) en Texcoco, e imponer -después-, mediante Consulta Ciudadana amañada, la edificación de la terminal aérea en el Estado de Hidalgo.

Contrario al principio de austeridad que promueven desde los gobiernos de Morena, la Federación gastó un 25 por ciento más de lo presupuestado para la construcción. Al principio dijeron que los recursos no superarían los 85 mil millones de pesos y ahora resulta que serán 116 mil millones, debido a sobrecosto, pagos no comprobados, retrasos e incumplimiento de requisitos para su operación.

Además, la información de costos y contrataciones fue reservada. Todo eso tiene nombre: Opacidad, corrupción y favoritismo.

A ese enorme Presupuesto, hay que añadirle 331 mil millones de pesos, proveniente de lo ya invertido en la edificación del NAIM y de los costos que pagaron por la cancelación de la obra. De esa forma el Aeropuerto Felipe Ángeles representaría realmente un gasto de casi 450 mil millones de pesos, sólo para cumplir el deseo de López Obrador.

El Aeropuerto de Santa Lucía está sin terminar. Ninguna de las grandes aerolíneas desea llegar a él, por lo que cuenta sólo con seis vuelos nacionales y uno internacional. Curiosamente el último es para Caracas, Venezuela.

En el segundo día de actividades medios de comunicación consignaron ineficiencias en la reciente operación, porque dos vuelos fueron reprogramados al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México. En seguridad aérea tiene categoría 2, no aceptable para que lleguen las compañías de Estados Unidos.

No cuenta con wifi, el servicio de Internet es intermitente, no funciona ningún negocio de alimentos ni financieros, aún no hay vías de comunicación para llegar rápido al Aeropuerto, carece de plataformas digitales de transporte y su operación total será hasta el 2052, cuando tenga más de 90 millones de usuarios.

El Partido Acción Nacional no está en contra del progreso. Somos impulsores de la modernidad y competitividad del País. Pero no seremos comparsa del engaño que representa el Aeropuerto Internacional de la cuatroté.

Noemí Luna
Diputada Federal

Previous En Calvillo entregan apoyos sociales en El Chiquihuitero y La Panadera
Next En el Miércoles Ciudadano difundieron obras artísticas de mujeres talentosas

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.