Feminicidios, resultado de la ineptitud oficial


Mi hija está muerta y no sé qué hacer”. Con esa frase el padre de Debanhi Escobar sintetizó la cruel realidad que vivimos las mexicanas.

Con esa expresión reflejó el dolor de haber perdido a su hija en circunstancias atroces. También visibilizó la crisis de violencia feminicida en el País y evidenció el fracaso del Estado Mexicano por garantizar a más de la mitad de la población una vida libre de violencia.

A diario la prensa informa de casos, confirmando los datos de organizaciones civiles e internacionales que refieren que en México hay 11 feminicidios al día, miles de desaparecidas y la violencia cotidiana que sufrimos una de cada dos mujeres.

Me aflige en lo más profundo de mi ser saber que en Zacatecas hay 646 familias angustiadas ante la violencia que sufrieron sus mujeres y niñas.

Se trata de 24 madres y padres de familia zacatecanos que sienten en carne propia el Feminicidio y replican el reclamo: “Mi hija está muerta y no sé qué hacer”, porque no se castiga a los feminicidas y porque sus hijas son revictimizadas social e institucionalmente.

También son 622 familias en zozobra por la no localización de sus mujeres y niñas. Esas que un día salieron a trabajar, divertirse o estudiar y ya no regresaron a casa. A las que buscan incesantemente, con la esperanza de volver a abrazarlas.

El Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública informó que sólo en el primer semestre de este año en Zacatecas se cuantifican 53 víctimas de desaparición y 32 feminicidios y homicidios dolosos de zacatecanas. Delitos en los que la Entidad está en los primeros lugares nacionales.

Esos casos no son “una herencia maldita”; son resultado de la ineptitud oficial. Se registraron en la nueva gobernanza, que no acepta la gravedad de la violencia contra las mujeres, minimiza la situación, no fortalece los mecanismos institucionales de atención y no garantizar el acceso a la justicia.

Como Diputada Federal pongo mi empeño en apoyar medidas que coadyuven a atender, erradicar y castigar la violencia contra las mujeres, por eso di mi voto de aprobación para tipificar como delito el Feminicidio en Grado de Tentativa, estableciendo la Prisión Preventiva Oficiosa y sanción de hasta 40 años de cárcel.

En mi interés de proteger a las niñas, especialmente a las que pertenecen a comunidades regidas por usos y costumbres, también respaldé las modificaciones al Código Penal Federal para prohibir en México el matrimonio infantil y castigar a las y los adultos que participan en él.

En apoyo de las familias de las casi 100 mil personas desaparecidas en la nación, muchas de las cuales son mujeres, niñas y adolescentes, voté por crear el Centro Nacional de Identificación Humana, que tiene por objeto incrementar la pírrica capacidad del 20 por ciento de identificaciones de cuerpos.

Tres iniciativas aprobadas en la Cámara de Diputados a fin de allanar el camino para brindar a las mujeres una vida libre de violencia, tarea que en el Partido Acción Nacional vamos a cumplir para construir un futuro confiable para todas y todos.

Noemí Luna
Diputada Federal

Previous Gracias al despliegue de elementos y tecnología se vive una FNSM segura: MOS
Next Gobernador David Monreal ofrece todo su respaldo a las familias de Río Grande

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.