Heidy, la realidad de las mamás


En este Día de las Madres quiero visibilizar lo que desde mi punto de vista significa ser mamá. Todos los días veo a millones de mujeres luchar por sus hijas e hijos. Ellas no tienen nada de mítico. Son personas con mucho amor por las y los seres que llevaron en sus vientres. Pero también quieren el éxito, sufren frustraciones y dolor.

Con el sentimiento más humano y puro que existe, las mamás trabajan dos o tres jornadas diarias, dan todo, sin horario y muchas veces sin paga, para sacar adelante a las y los pequeños. Muchas están solas en la tarea. Así lo vimos en el reciente “tendedero” de “padres deudores” de la Pensión Alimenticia que fue colocado en la Plazuela de la Caja, en la Capital zacatecana.

En este momento quiero referirme especialmente a Heidy. La historia de la joven madre de Valparaíso, estudiante y trabajadora. La conocimos por el trágico desenlace que dejó en la orfandad a tres menores: 1, 8 y 12 años.

Es una zacatecana que muestra la realidad de un gran número de mamás mexicanas víctimas de Feminicidio. Delito frecuente en México y Zacatecas. Ser víctima de esa violencia extrema es por sí misma una tragedia. Sufrirlo frente a su hijo de un año, es un acto para el cual no encuentro calificativo por lo aberrante que me resulta.

Pero, ¿Cuántas Heidys existen en México que son madres solteras?, ¿Cuántas Heidys deben tener dos o tres trabajos para mantener a sus vástagos?, ¿Cuántas Heidys viven en zonas excluidas y desoladas?, ¿Cuántas Heidys tienen que dejar a sus niñas y niños solos para ir en busca del sustento diario? Y ¿Cuántas Heidys que dejan menores en la orfandad?

Las respuestas para el País son dolorosísimas: una tercera parte de los hogares está encabezados por mujeres, una tercera parte de las madres mexicanas están solas (solteras, divorciadas, viudas o separadas), el 59% de las mamás no están económicamente activas, más del 44 por ciento de las mexicanas viven en pobreza y en los cinco meses del 2022 se han registrado 229 feminicidios.

Ante esas crueles cifras debemos trabajar para mejorar las condiciones de las mamás, a quienes hago un reconocimiento por la dedicación, amor y esfuerzo que realizan para criar y formar a sus hijas e hijos, lo que significa un mejor México. En esa tarea no están solas; somos muchas mujeres luchando por un futuro confiable.

Noemí Luna
Diputada Federal

Previous Aguascalientes continúa destacando en sus finanzas sanas
Next Noemí Luna exhorta a atender desastre ecológico por incendio en Mazapil

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.